Papel de la enfermería en la cooperación

Creemos que la enfermería en el área de cooperación es un pilar básico, ya que su misión va encaminada hacia varios ejes: uno realizando trabajos enfermeros sobre el terreno; otro realizando observación y valoración de las condiciones sociodemográficas y sanitarias de la zona, para la realización de estudios y proyectos que ayuden a mejorar las condiciones de salud, saneamiento, evaluación del perfil comunitario, prevención de enfermedades, acercamiento hacia centros de salud, y en definitiva, la mejora de las condiciones de vida. Y un tercero es participar activamente en la formación de los profesionales de la salud para garantizar una buena praxis en los cuidados de enfermería, en el mantenimiento del material sanitario, las instalaciones y trabajar en las condiciones más asépticas posibles dentro de las características del ambiente.
A nivel psicosocial, el papel de la enfermería en la zona es crucial, ya que son culturas totalmente diferentes y por lo tanto una misma situación puede ser vivida de forma diferente, en función del lugar donde estés.
Consideramos que es un objetivo nuestro, ya que las culturas influyen de manera directa en la salud de las personas. Para la enfermería no hay ronteras, ni culturas que permanezcan aisladas, estamos obligados a interrelacionarnos, a encontrarnos, a enriquecernos mutuamente y crecer interculturalmente. Esto es un proceso de reestructuración y equilibrio, del que el resultado abre ante el individuo nuevas oportunidades y posibilidades, unos nuevos valores y estilos de vida, diferentes alternativas y nueva manera de dar sentido a la vida, la riqueza de la interculturalidad.
La enfermería en la cooperación conlleva un proyecto de mejora y progreso social y personal, abriendo nuevos recursos y posibilidades.